Saltar al contenido.

En nuestro mundo de espejos


Este hombre se llamaba Kevin Carter. Era fotoperiodista, realizó una fotografía, ganó el Premio Pulitzer  en 1994 y se suicidó. Con estas palabras se puede simplificar toda una vida, la suya. Si no le conoces ni a él ni a su historia, porque casi seguro que a la fotografía sí, es posible que te hayan entrado ganas de saber más. Tras leer lo anterior puede ser que te hayan surgido preguntas como éstas: ¿qué foto era ésa?, ¿por qué se suicidó?, ¿qué relación hay entre la foto y el suicidio?, ¿sólo hizo una foto?…

Quiero describirte la foto, y luego si quieres puedes verla, te pongo varios enlaces más abajo.

En el encuadre aparecen una niña y un buitre. La niña de piel negra, tiene apenas dos o tres años. Parece que se derrumba delante de nosotros, o que está intentando andar o levantarse mientras detrás, muy cerca, un buitre acecha.

Parto de la base de que lo real no existe despoblado de nuestra interpretación. Lo que vemos (lo objetivo) está limitado por lo que creemos que vemos, nos han hecho creer, interpretamos o leemos en la realidad. Depende no solamente de quién lo mira, también de lo que ha pretendido el autor, e incluso de si va adjunto a un texto o a una leyenda. A mí me gusta el mundo de la fotografía, he compartido muchas vivencias a través de ellas, pero lo que ahora quiero intentar explicar es cómo muchas veces nos valemos de ellas para crear narraciones sin querer y en otras ocasiones son ellas mismas las que nos falsean nuestro punto de vista.

Podría poner simplemente la foto y dejar que cada uno viera en ella lo que quisiera. Incluso en ese supuesto habría ya una interpretación previa de la realidad, la del fotoperiodista que nos ha mostrado ese instante. Un momento que él mismo admite es una composición: vio a la niña, le pareció que podía ser una buena foto y estuvo esperando a que el buitre extendiera las alas. ¿Él hizo un trabajo?, ¿su labor consistía en sacar fotos de lo que veía o su labor era lograr la fotografía más impactante para remover algo?. Su ojo no se fijó en cualquier niña, se detuvo justo en aquella con el buitre detrás, la niña negra famélica y el animal carroñero, hizo una narración. Plasmó la realidad que él quería plasmar.

Y después nosotros seguimos narrando. Interpretando lo que significan las imágenes, desde las experiencias, el conocimiento o la cultura de cada uno, desde los diversos puntos de vista. El resto de implicaciones las pusieron en su momento (ahora también las ponemos nosotros) más allá de la imagen. Por ejemplo, eso fue lo que se hizo cuando se publicó. Se le añadió una lectura, un pie, más o menos, como el siguiente: hambruna en Sudán, el capitalismo (simbolizado por el buitre) esperando para cebarse con África (la niña) e inmediatamente la gente de la época vio, más que la realidad que había tratado de plasmar Carter desde su punto de vista,  a una persona que no había ayudado, a un hombre depredador él mismo también que había tomado una fotografía y dejado morir a una niña en aquél páramo.

Nada más publicarse esa imagen se produjo una auténtica tormenta en torno a ella y al fotoperiodista que la había tomado (“¿qué clase de persona era aquel hombre?”; “¿por qué no había ayudado a la niña?”…). Aún hoy, el eco de esta fotografía no se ha acabado. Le dieron el Pulitzer y tres días después se suicidó, los que le conocieron  mantienen que no se quitó la vida por el huracán mediático que produjo la foto, al menos no solamente por aquel hecho.

La imagen en un principio fue algo (¿una composición certera?), después mutó a otra cosa. Incluso yo misma veo en la foto, no ya la foto en sí misma, no lo que se intenta narrar, sino un medio para intentar explicar cómo la realidad (lo objetivo) no existe y todo se interpreta y sobre cómo una fotografía puede ser mucho más que “lo que el ojo ve”.

Esta fotografía está unida irremediablemente a la muerte de Kevin Carter  el fotógrafo que la captó. A partir del momento en el que el que mira la imagen conoce el hecho, bien porque se lea sobre ello, bien porque nos lo cuenten, esta fotografía ha dejado de ser ya la interpretación que hizo Carter de una realidad. Se ha convertido de forma inmediata, en una nueva vuelta de tuerca, en la que hemos unido una situación (una niña africana agonizando delante de alguien que la puede ayudar) con una consecuencia (la muerte de la persona que la pudo ayudar y no lo hizo), mediando la culpa.

Voy más allá y puedo pensar (todo lo que escribo a continuación es un puro ejercicio de imaginación) que Carter vio a la madre cerca de la niña, por ejemplo, pero la sacó a propósito del encuadre. ¿Cuántas veces hemos enfocado un objetivo y decidido recortar sus límites a nuestro antojo para que la foto narrara lo que nosotros queríamos, prescindiendo del resto?. Me imagino que Carter fue todavía más allá, es decir, no se conformó con captar una composición ideal, sino que manipuló la realidad. Muchas veces lo que vemos además de estar ya interpretado de antemano puede estar manipulado; si a lo anterior añadimos que  puede tener metatextos (en este caso la leyenda de la muerte del fotoperiodista) se puede originar un gigantesco mix sobre lo que creemos ver.

Años después del suicidio de Carter se realizaron documentales y se escribieron artículos desmintiendo lo que se mantuvo en su día sobre la fotografía. Se dice que no era una niña y que no murió, se dice que no estaba sola, que tenía una pulsera señal de que estaba cerca de un campamento de Naciones Unidas y otros desmentidos más (os pongo el enlace debajo para que, si os apetece, leáis sobre ello…).

Sé que la imagen que Carter capturó nos llega hasta la misma boca del estómago, pero esta foto, este hombre, esta niña y esta historia siempre me han parecido dignos de mucha atención. Sobre lo que el ojo ve o cree ver. Desde mi particular punto de vista, claro.

PARA SABER MÁS:

Anuncios
Todavía no hay comentarios

Opina, comenta, aporta:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: