Saltar al contenido.

Definiendo a los niños y niñas de la calle (I)


Dar a conocer un proyecto como el de ACH conlleva intentar comprender  la problemática en si misma, admitir la diversidad de puntos de vista y relativizar el propio. No pretendo entrar como un elefante en una cacharrería y para intentar evitarlo abro, por tanto, una línea de conocimientos para quien quiera profundizar más, basada en libros, informes, artículos o monografías. Para empezar propongo tres interrogantes:

    • ¿Qué entendemos por niños/niñas?
    • ¿Quiénes son los niños/niñas de la calle?
    • ¿Qué supone la calle?

1.-¿Qué entendemos por niños/niñas?

Cuando una se acerca a algo sobre lo que las nociones previas que tiene son fruto únicamente de su experiencia y de lo que conoce, va comprobando que el camino se bifurca, se tuerce y se endereza infinidad de veces.

Acercarse al mundo de la infancia es empezar a entender que no hay un único concepto de la misma. Habrá tantas infancias como modos de comprender el mundo y vivirlo existan. Es decir, “las experiencias de la infancia varían profundamente a lo largo del tiempo y del espacio” (Ortiz, 2007) [1]. Se requiere, por tanto, contextualizar su estudio ya que los resultados de la misma deben entenderse dentro de cada espacio geográfico y cultural y añadir que “la infancia y la juventud no son categorías fijas y estáticas, sino más bien procesos flexibles y ambiguos” (Valentine, 2003).

Sin duda, no existe una única infancia, el concepto de la misma que tenemos en  el Norte difiere sensiblemente del que se tiene en el Sur. Basta contemplar la multitud de tareas que adquiere un niño/a del Sur desde temprana edad. Como ejemplo, en Etiopía, tal y como señala ACH, algunos niños se encargan de los enfermos de SIDA de su familia y además suelen tener que traer a casa el sustento diario.

Si nos atenemos a lo que se recoge en los Tratados internacionales, podemos obtener algunas lecturas. La “Convención sobre los derechos del Niño” da su definición en su Artículo 1: Para los efectos de la presente Convención, se entiende por niño todo ser humano menor de dieciocho años de edad, salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad. Parecida definición nos da la “Carta africana sobre los derechos y el bienestar del niño” en su Art. 2. Otros sistemas como el Sistema Interamericano no cuenta con ningún instrumento especifico que proteja los derechos de los niños, niñas y adolescentes, aunque tiene otras vías para la denuncia [2].

En África, muy pocos niños y jóvenes disfrutan del lujo de ser atendidos por sus padres o por el Estado hasta que alcancen la edad de dieciocho años (Honwana & De Boeck, 2005). Nos encontramos, por tanto, ante una definición de infancia que se conceptúa por la necesidad de protección del adulto. Aquí, los niños y los jóvenes se presentan como dependientes, inmaduros, e incapaces de asumir la responsabilidad, debidamente limitada a la protección del hogar y la escuela (Thomas, 2000). Es, de nuevo, el concepto de niño/a que tenemos desde Europa y Ámerica del Norte el que se universaliza. Es necesario superar una noción preconcebida y etnocéntrica de la niñez, que ve a los niños como seres social y culturalmente incompletos y plenamente dependientes de los adultos (Magazine, 2007) [3].

Podemos intentar “mirar de otra manera”. Una de las vías que se ha abierto en este sentido es la geografía de la infancia. A continuación pongo algunas de sus líneas básicas (Matthews, 1995; 2003):

      • parten de la idea que niños y niñas son actores sociales cuyas acciones son importantes para la construcción del mundo en el que viven
      • tienen en cuenta cómo la edad y el género se entrecruzan con otras categorías de diferenciación para reflejar experiencias concretas
      • y muestran cómo el lugar importa en relación a los comportamientos y oportunidades.
Anuncios

Páginas: 1 2

Todavía no hay comentarios

Opina, comenta, aporta:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: