Saltar al contenido.

Cuando una pequeña jirafa puede ser tu primera maestra


Crecí con “Barrio Sésamo” y las series de dibujos animados como “Heidi”, “Marco” o “Mazinger Z”. Un poco más mayor, disfruté con las aventuras de la Bruja avería en aquel estupendo programa que era “La bola de cristal” de Lolo Rico y por supuesto aún recuerdo “El planeta imaginario”.

No puedo resistirme a colgar unos vídeos de estos programas, por si alguien más quiere disfrutar de aquellos momentos únicos (si os apetece también podéis clikar el primer vídeo y dejar que suene como música de fondo mientras leéis). Ambos, desde mi punto de vista, superaban a los anteriores en imaginación, creatividad y capacidad de sorpresa ante los múltiples mundos que mostraban; espacios donde poder expresarse y crear. A mí en particular, me facilitaban soñar y aún hoy, cuando los recuerdo, aparece en mi boca una especie de sonrisa llena de melancolía, como si con aquellas imágenes se evocara también una parte de mis primeros aprendizajes por la vida.

 

La televisión nos puede proporcionar un modo de acceder a la información que sea relevante para nosotros y que nos llegue en un momento de ocio o de esparcimiento. Para un niño el conocimiento puede llegarle de manera divertida. Los dos ejemplos que he mencionado arriba pueden servir de base para decir que se puede hacer un tipo de televisión que aporte y no que disminuya. En la actualidad el modo en el que llegamos a la información (por ejemplo, televisión, internet, redes sociales) ha cambiado y, en consecuencia, los métodos de aprendizaje deberían de cambiar también.

En Etiopía, la televisión está controlada por el gobierno. El único canal televisivo es Ethiopian Television (ETV), con dos cadenas. Emite en tres de las principales lenguas de Etiopía: amárico, oromo y tigriña, y también en inglés. El número de televisores en los hogares etíopes está en auge, con casi el 400% de crecimiento durante un período de 10 años. La casi totalidad de los mismos se concentran en la capital, Addis Abeba.

BruktawitTigabuEsta mujer es Bruktawit Tigabu. Ella misma se define como una mujer apasionada de los niños. Soy una apasionada de enriquecer las vidas de los niños mediante la educación. De ayudar a los niños a vivir más y más saludablemente. Soy una apasionada de eliminar el sufrimiento en Etiopía debido a la pobreza mediante el aumento de una nueva generación que se eduque, que esté facultada con las habilidades del pensamiento crítico y que tenga fuerza de carácter para ayudar a las personas a su alrededor y construir un futuro mejor para las personas en Etiopía y en todo el mundo. [Foto y texto: http://www.oneyoungworld.com]

Bruktawit Tigabu trabajaba en Addis Abeba como profesora de primaria cuando tuvo una idea innovadora. Usar la televisión como un medio para la educación. Con Shane Etzenhouser, un ingeniero de software estadounidense con el que se casó, comenzó la empresa social Whiz Kids Workshop. Este nuevo programa diseñado y llevado al público en 2008 por Tigabu y su marido Shane fue el primer programa de su tipo.

En Ethiopian Television (ETV), casi no hay espacio para programas infantiles. Esta fue la primera serie propia de animación con marionetas tipo “Barrio Sésamo”, cuyos personajes hablaban la lengua local mayoritaria: amárico y se llamaba “Tsehai Loves Learning” (A Tsehai le encanta aprender). Este programa único ha llegado a más de 3 millones de niños.

Thesai (que significa sol en amárico) es una jirafa joven, confeccionada por la propia Tigabu, que se rodea de otras marionetas. La serie está dirigida a niños de entre 3 y 6 años, que son demasiado pequeños para ir a la escuela. Etiopía no tiene preescolar o jardín de infancia público, por lo que el espectáculo se ha convertido en el primer maestro de muchos niños. En él se enseña números, letras, formas y toca temas que, como la enseñanza del lavado de las manos con agua y jabón, ayuda a prevenir graves enfermedades. Otros temas que no son frecuentes que se traten en este tipo de programa son, por ejemplo: cómo protegerse de la malaria, la lucha contra el VIH / SIDA, la falta de la madre muerta e incluso los niños atrapados en el comercio de esclavos.

“Tsehai Loves Learning” llena un vacío crítico en las necesidades educativas de Etiopía. Con recursos limitados, el gobierno etíope no proporciona ningún tipo de educación por debajo de la edad de 7 años. Un enfoque sobre el Desarrollo de la Primera Infancia (EDC) mejora las tasas de matriculación en la escuela primaria, aumenta la tasa de éxito de un niño en la escuela, y está demostrado que tienen toda la vida beneficios académicos y bienestar social. “Tsehai Loves Learning”  puede ser, por un lado, la cosa más cercana a la educación formal que recibirán muchos niños, por otro lado, mejora la educación de un niño a través de las lecciones complementarias y, finalmente, redondea la educación del niño, abordando temas que, con frecuencia, son descuidados. [1]

Sus objetivos educativos abarcan cinco áreas de desarrollo infantil [1]:

5_areas

  • Cuestiones de desarrollo (medio ambiente, el VIH, las cuestiones de género, etc)
  • Valores personales (veracidad, bondad, amabilidad, etc)
  • Desarrollo Académico (alfabetización, contar, clasificar, etc)
  • Desarrollo Social y Emocional (cooperación, autoestima, etc)
  • Desarrollo físico (habilidades motoras, etc)

Esta serie ha obtenido numerosos premios. Ha ganado el primer premio preescolar en el Premio del Concurso Internacional de Japón para los Medios de Enseñanza y el Premio Nueva Generación en Prix Jeunesse Internacional (2008).También el Premio Microsoft Educación (2011), entre otros.

En la actualidad Bruktawit Tigabu, infatigable, está envuelta en la campaña Opening books to open doors para proveer de libros a los escolares etíopes.  Cuando se abre un libro, se abre una puerta. Significa que la lectura es una introducción a las nuevas ideas, mientras más se lee, más conocimientos se tiene, más mundos se abren, más opciones y más oportunidades se proporcionan.

 Fuentes y lecturas complementarias:

Nota: La foto principal es obra de la autora del blog. Se trata de una
pequeña televisión de juguete que compré a un joven en un mercado 
konso en Etiopía.
Anuncios
Todavía no hay comentarios

Opina, comenta, aporta:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: