Saltar al contenido.

¿Hablamos de estereotipos, prejuicios y otras malas hierbas?


A menudo, oímos hablar de estereotipos, prejuicios, y otras palabras semejantes (roles, clichés, por ejemplo). Estamos rodeados de ellos y nos asedian, la mayoría de las veces sin darnos cuenta caemos en ellos, otras los usamos para provocar la risa o mostrar nuestra superioridad. Muchos de ellos están tan sólidamente construidos que parece difícil que se pueda algún día acabar con ellos.

He encontrado este vídeo que, con sentido del humor, denuncia algunos de los estereotipos en los que se ven inmersos, en este caso, los hombres africanos.

Un estereotipo es una distorsión, es una generalización, una imagen que se ha instalado en nuestro cerebro. Se entiende por tal la “imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable” (RAE). Alguien ha contribuido a que esa imagen se de por válida y aceptada como verdad universal. Algo genera que esos estereotipos permanezcan en el tiempo y pasen de generación en generación.

El estereotipo logra que la idea previa prevalezca impidiéndonos llegar a conocer de verdad a quien tenemos delante, no posibilitando ver algo más allá que la idea que ya se ha generado en nuestro cerebro.

De los estereotipos brota el prejuicio, que es la opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal. Es decir, como tenemos una visión estereotipada, que no intenta conocer, sino que “da por hecho”, ocasionamos los pre-juicios. Los juicios previos.

Os voy a poner un ejemplo de lo que es un estereotipo y en consecuencia un prejuicio.

Tengo una amiga que es sudamericana y en la actualidad reside en una ciudad europea. Ella es muy morena, tanto de pelo como de piel. Está casada con un hombre de piel muy blanca y de pelo rubio. Recientemente adoptaron una niña preciosa, muy rubia y blanca también. Cuando mi amiga y su pareja llevan al parque a su hija y alguien se les acerca, invariablemente el tema desemboca en este diálogo:

-Entonces, tú eres el padre  y tú eres la “chica” (persona que cuida a la niña).

Lejos de perder el sentido del humor (ya pasaron esa etapa) se ríen y mi amiga contesta:

-No, yo soy la madre y él,  el que la cuida.

Creo que es un buen ejemplo que pone en evidencia lo que esconden los estereotipos: la mujer sudamericana solamente puede trabajar de doméstica y el hombre blanco únicamente puede ser su “jefe”. La realidad es que ambos son la familia directa de esa niña, pero ya están prejuzgados también: no hay relación entre ellos posible,  no puede haberla, más allá de la puramente profesional. Sin embargo, ambos son excelentes y cualificados profesionales, que además se quieren y han decidido formar una familia.

Estas actitudes hacen daño, engloban colectivos en sacos llenos de ideas negativas y se les quita la oportunidad de ser únicos. Impiden acercarnos a los otros y logran discriminar a la gente.

Los estereotipos conllevan una imagen previa e inmutable que hace que el que mira vista la realidad desde los ropajes que más le convienen a su conocimiento. Son un lugar común donde se alojan los pensamientos, las creencias y las ideas inamovibles. A través de ellos se etiqueta a las personas, se las encasilla. Debido a los estereotipos y a los prejuicios, nos estamos perdiendo la oportunidad de conocer de verdad, de descubrir y de interconectar con otras realidades, que están ahí fuera esperando que les quitemos esos falsos ropajes.

Que quieren que se les devuelva toda su riqueza y diversidad, toda su maravillosa vida.

El dibujo que ilustra la entrada no es de Picasso. Es obra de mi sobrino de 3 años.-

Anuncios
Todavía no hay comentarios

Opina, comenta, aporta:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: