Saltar al contenido.

5 ideas previas desmontadas que pueden cambiar tu percepción sobre los niños de la calle


A menudo tenemos ideas preconcebidas sobre algunos fenómenos lo cual nos impide darnos cuenta de cómo son en realidad. Con los niños y niñas de la calle también ocurre, muchas veces cuando vemos a estos niños vagando por las calles pensamos que están abandonados o que son unos delincuentes. Os ofrezco 5 afirmaciones y el intento de darles la vuelta tratando de desmontar la imagen que tenemos de ellos.

Fotografía de Flickr "Love/Hate" de Gerrit Wenz:
http://www.flickr.com/photos/gerritwenz/ 

1ª afirmación: “Solamente ves niños en la calle en los países del “tercer mundo”, en los países desarrollados este fenómeno no existe”

Por desgracia existen niños y niñas de la calle tanto en los denominados países del “primer mundo” como en los no desarrollados. En el Reino Unido son los railway children y en el Estado Español son los MINA (Menores Inmigrantes No Acompañados). La lista es larga. Tenemos la idea de que únicamente hay niños de la calle en los países latinoamericanos, en la India, en los países africanos. Ya vemos que esto no es así.

2ª afirmación: “Los niños de la calle son huérfanos y están abandonados por sus familias”

Tal y como afirman diversos autores (Aptekar y Heinonen, 2003) hay al menos tres categorías: los niños llamados street working children, quienes viven en casa, van al colegio la mitad del día y trabajan/comercian en las calles; working children, viven en casa y tienen 8 o más años de edad y no duermen en las calles, pero tampoco van al colegio y trabajan todo el día en las calles; y finalmente, los street children quienes no van al colegio y duermen en las calles todo el tiempo. Por lo tanto, no todos los niños que vemos en la calle son huérfanos, de hecho este es el porcentaje menor en muchos países.

3ª afirmación: “Son todos unos delincuentes”

Muchos niños de la calle tienen que adoptar una actitud para sobrevivir. Estigmatizarles y tacharles de delincuentes solamente ahonda en el hecho de estereotiparles y a la larga marcarles de tal forma que es imposible salir de la calle. A menudo, la imagen negativa a la que se ven asociados justifica acciones violentas hacia ellos cuyas consecuencias pueden derivar en suscesos muy trágicos. Es cierto que algunos se convierten en delincuentes pero muchos más intentan salir adelante a pesar de la dureza de la vida en la calle.

4ª afirmación: “Pobrecitos, hay que sacarles como sea de las calles, son unas lamentables víctimas”

Los niños de la calle sufren una gran vulnerabilidad en las calles. Es cierto. Se ven expuestos a todo tipo de abusos e injusticias. La calle puede ser un lugar de exclusión y marginalización pero también un lugar para la socialización y la integración. Para algunos niños, la calle es un lugar de identidad, solidaridad y pertenencia. Allí hacen amistades, construyen sus hogares y acaban teniendo una familia. Y, en definitiva, adoptan una gran resilencia.

5ª afirmación: “No están en situación de opinar sobre su situación”

Ellos tienen derechos y opinión. Como el resto de niños del mundo, sus derechos han de ser respetados y defendidos. Lo que ellos piensen es muy  importante, tienen voz y se les ha de escuchar: las necesidades de los niños de la calle tienen que ser observadas desde su perspectiva, no desde la nuestra.

En www.voanews.com se ha publicado recientemte la noticia sobre un estudio realizado por el grupo de ayuda internacional Save the Children que  indica que las organizaciones no gubernamentales locales y organizaciones comunitarias no suelen ofrecer lo que los niños de la calle quieren.

Save the Children ha entrevistados a niños que viven en las calles de cinco ciudades importantes, tres ciudades regionales y ocho aldeas rurales de Etiopía. Los niños discutieron una amplia gama de temas, incluyendo sus necesidades, la salud y los riesgos.

Hay alrededor de 30.000 niños de la calle en Etiopía, 17.000 solo en la capital, Addis Abeba. Más de la mitad de estos niños no tienen acceso a la vivienda o la alimentación adecuada. En su mayoría sobreviven con lo que reciben lustrando zapatos, vendiendo pequeños artículos a los transeúntes y con la mendicidad. Hay riesgos para la salud. Los datos de investigación indican que un 30% están gravemente enfermos, pero la mayoría no tienen acceso a ningún tipo de tratamiento. Y el 40% dan indicaciones de que han sido forzados a tener relaciones sexuales.

Un refugio es visto por los niños como la forma de reducir este tipo de riesgos.

Algo imposible de obtener para muchos de ellos.

Anuncios
3 comentarios Escribe un comentario
  1. Txema #

    Sí, hay que admitir que algunas de estas ideas han circulado no sólo por nuestro “inconsciente” sino que las hemos asumido como reales. Y un paso más allá, ¿no hay niñ@s de la calle en nuestros pueblos y ciudades?, aquí, ¿en Bilbao, por ejemplo? ¿Podríamos hacer algo?

    junio 19, 2013
  2. En casi todos los países hay niños en la calle (los que pasan el mayor tiempo en ella aunque vuelven a dormir a su casa) y niños de la calle (los que pasan todo el día incluída la noche en ellas). También hay niños de/en la calle, por períodos. Y luego en cada país tienen sus propias singularidades y cada caso es diferente a otro. Es muy dificil para mí, casi imposible, generalizar. Intento dar una visión global a falta de una mayor visión particular y no sé si este camino aún es más dificil. El fenómeno de los niños de la calle por ejemplo en Etiopía no es extrapolable a otros paises europeos. Las causas que lo generan son algunas parecidas pero otras muy diferentes. En Europa la mayoría pertenecen al colectivo de emigrantes, aunque no todos. Además pienso que la homogenización no es buena. Cada niño es un mundo.

    Aunque no lo queramos ver así los chavales que nos limpian los cristales en los semáforos están en la calle.

    En el País Vasco el número de niños que duermen en las calles es muy bajo. Pero sí hay niños en la calle.

    Un niño puede dejar el hogar familiar por múltiples causas: violencia, abusos sexuales, falta de cariño y atención… Otras veces la falta de recursos familiares les obliga a salir a buscarse la vida. No tengo datos para cuantificar si estas causas incrementan el número de niños en la calle en el País Vasco. Hay pocos estudios sobre el tema.

    Con la crisis, la pobreza se está extendiendo y no es raro el día que no leemos datos nuevos . Un informe del Ararteko, señala que el conjunto de menores de 15 años en riesgo de sufrir pobreza infantil se ha incrementado un 77% durante los últimos cuatro años. A esto hay que añadir que hasta 35.000 niños viven en hogares que tienen verdaderos problemas para que puedan ser cubiertas sus necesidades básicas, Esta situación puede llevar a que aumente el problema de los niños de la calle.

    Hace unos años también el Ararteko publicó un informe (2005), si la memoria no me falla, en relación a la situación de los MENA (menores extranjeros no acompañados) debido al comportamiento violento de una pequeña parte de este colectivo se generó una gran alarma social sobre todo en Gipuzkoa. Lo recuerdo especialmente porque estaba interesada. Precisamente hoy el Ararteko ha recomendado la elaboración de un protocolo común de actuación respecto a los menores o jóvenes extranjeros no acompañados para toda la comunidad autónoma.

    Pienso que es importante que la sociedad se implique y no les rechace, al contrario, les integre (en la actualidad la mayoría son extranjeros con lo que esto significa). Es importante que las instituciones estén a la altura y den una respuesta. Y es importante que seamos siempre críticos con las noticias que nos llegan, que intentemos ver un poco más allá del suceso impactante y nos informemos, miremos y escuchemos. Que salvemos los prejuicios y no les neguemos sus derechos. Los niños son niños sea cual sea su procedencia.

    He tardado mucho tiempo en darme cuenta de la importancia de escuchar. Y, sin embargo, pienso (al menos en este momento de mi vida) que es el comienzo. Sin escucha no hay origen.

    Los niños tienen voz propia, son sujetos de derechos. Esforzarnos por conocer sus razones, ver su realidad desde su punto de vista, con sus propios gestos, sus propias palabras y sus propios silencios.

    Aunque escriba este blog no soy una experta en este tema. Simplemente me acerco desde la ignorancia y sensibilizada por un fenómeno que llevo viendo en varios lugares y que me escalofría. Si además pienso en la desprotección de las niñas mi horror se triplica. No trabajo con menores pero destaco la importancia de las personas que dedican su vida a ello. El “Premio UNICEF Joaquín Ruiz-Giménez ” recayó, a título póstumo, este año 2013 en el abogado Nacho de la Mata (Madrid, 1974-2012) quien destacó por una trayectoria vital de entrega y compromiso en defensa de los derechos de los menores extranjeros no acompañados. Su labor profesional se centró en el asesoramiento y defensa jurídica de estos niños.

    Os dejo además este artículo que centra el tema en lo más cercano.
    http://www.revistafusion.com/1997/num49/temac49.htm

    Como siempre os invito a que participeis. Y si no lo hacéis, gracias por asomaros al blog.

    junio 19, 2013
  3. Gracias Sonia por todas estas reflexiones.

    junio 19, 2013

Opina, comenta, aporta:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: